Un preso que no respondía a los estímulos tras una pelea con los guardias en su celda ha muerto luego que se le retiraron los aparatos que lo mantenían con vida.

El abogado de la familia de Ernest Atencio, de 44 años, dijo que le retiraron los aparatos el martes por la tarde.

Michael Manning dijo que Atencio mostraba muerte cerebral desde el momento de su arribo al hospital, no tenía rastros de alcohol ni drogas en su organismo y tenía las marcas de una pistola eléctrica en su piel.

Manning ha ganado cinco juicios por muerte ilegal contra la oficina del controvertido alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio.

Manning dijo que la familia de Atencio podrá entablar juicio a la oficina de Arpaio si la investigación revela que hubo un acto delictivo.