Los colegios electorales volvieron hoy a abrir sus puertas en nueve provincias de Egipto para elegir la Asamblea del Pueblo o Cámara baja del Parlamento en la segunda vuelta de la ronda intermedia de los comicios.

Según la agencia de noticias estatal Mena, los centros de votación abrieron a las 08.00 hora local (06.00 hora GMT) para que los 18 millones de electores llamados hoy a las urnas puedan ejercer su derecho a sufragar y está previsto que cierren a las 19.00 hora local (17.00 hora GMT).

Por el momento no se ha registrado ningún incidente, pese a que la votación de hoy coincide con las protestas contra la Junta Militar en el centro de El Cairo, que dejan ya 13 muertos y casi mil heridos desde el viernes pasado, según el último recuento oficial.

Un total de 118 candidatos de listas abiertas, que no obtuvieron la mayoría suficiente (el 50 % de los votos más uno) en la primera vuelta, compiten hoy y mañana para repartirse 59 escaños.

Los votación se celebra en 30 circunscripciones de las provincias de Giza, que abarca parte de El Cairo, Beni Suef, Manufiya, Sharqiya, Ismailiya, Suez, Buhaira, Sohag y Asuán.

Además, tiene lugar en tres distritos por listas cerradas donde no se llevaron a cabo la semana pasada porque faltaban algunos partidos en las papeletas electorales.

Un total de 11.000 jueces se encargan de supervisar la votación, mientras que 25.000 organizaciones de la sociedad civil egipcias y 800 extranjeras han conseguido autorización para seguir los comicios.

Asimismo, 1.580 periodistas egipcios y extranjeros están acreditados para seguir las elecciones.

En la ronda inicial de esta segunda fase tan solo un candidato de listas abiertas, Mohamed Anuar Esmat al Sadat (1918-1981), familiar del fallecido presidente egipcio Anuar al Sadat, consiguió un escaño al frente del partido islámico moderado Reforma y Desarollo.

Según los resultados oficiosos de las listas cerradas en la primera vuelta de esta segunda etapa difundidos ayer por el diario Al Ahram, el Partido Libertad y Justicia (PLJ), brazo político de los Hermanos Musulmanes, obtuvo el 37,2 % de los votos, lo que les garantiza 33 de los 86 escaños por los que competían.

A continuación le siguen los salafistas de Al Nur, con un 31 % de los sufragios, lo que confirma el liderazgo de los islamistas de la primera vuelta y pone más difícil aún la remontada de las fuerzas liberales.

Para estas dos próximas jornadas, el PLJ presenta 49 candidatos, Al Nur, 36; y el Bloque Egipcio (liberales), 3; entre otros.

Con esta votación, se cerrará la segunda fase de las tres en que se divide la elección a la Asamblea del Pueblo (cámara baja del Parlamento), que concluirá en enero próximo.