Los viajeros respiraban con alivio el miércoles después de que una tormenta invernal que cerró las carreteras interestatales en el centro de Estados Unidos abandonó la región, permitiendo a las cuadrillas limpiar los caminos a los automovilistas dejar los hoteles donde se quedaron varados.

La tormenta ocasionó al menos dos accidentes de tránsito fatales, ya que se arrasó desde el este de Nuevo México y Colorado hacia el extremo norte de Texas (el llamado Panhandle), Oklahoma y Kansas. Los fuertes vientos y nevadas cerraron varias carreteras principales, antes de debilitarse el martes mientras el mal clima se trasladaba a Misurí y los Grandes Lagos.

Las autoridades todavía estaban reportando tormentas de nieve de hasta 3 metros de altura (10 pies) en el sureste de Colorado y las autoridades de Texas advirtieron a los conductores que se mantuvieran fuera de la carretera en el noroeste para que las cuadrillas tuvieran el camino despejado para retirar el hielo y la nieve. Algunas autopistas en el occidente de Oklahoma permanecían cerradas la madrugada del miércoles, mientras los funcionarios de transporte advertían de condiciones peligrosas.

Al menos 40 personas se quedaron varadas en el motel Longhorn en Boise City, Oklahoma, donde el administrador Pedro Segovia dijo que la nieve alcanzó entre 60 y 90 centímetros de altura (entre 2 y 3 pies) y cerró el camino principal.

"Algunas personas ni siquiera pudieron salir de sus casas. Hay demasiada nieve", dijo Segovia el martes.

En tanto, el patrullero de caminos de Kansas Ben Gardner dijo que la agencia tuvo que lidiar por la mañana con decenas de accidentes en los que automovilistas se salieron del pavimento. "Las carreteras estaban heladas, cubiertas de nieve compactada", dijo.

En Texas, casi un centenar conductores llamaron para pedir socorro en el norte del estado conforme empeoraban las condiciones de la tormenta invernal, lo que obligó al cierre de la autopista Interestatal 25, la principal vía hacia el noreste de Santa Fe con ruta hacia Colorado.

El miércoles, las autoridades reabrieron la Interestatal en el norte de Texas y Nuevo México, y partes de la Interestatal 70 en el oeste de Kansas que fueron cerradas el martes. Nuevo México abrió y cerró una sección de la Interestatal 25 después de que las cuadrillas retiraron nieve de hasta 1,5 metros de altura (5 pies).

___

Los periodistas de The Associated Press Jeri Clausing en Albuquerque, Nuevo México; Matt Curry en Dallas; y Tim Talley en Oklahoma City colaboraron con este reporte.