Río de Janeiro tendrá a partir de abril del próximo año la primera Bolsa Verde del país, un mercado específico para negociar activos ambientales en ese estado brasileño, anunciaron hoy fuentes oficiales.

La Secretaría del Medio Ambiente del estado de Río de Janeiro, la Secretaria Municipal de Hacienda y la Bolsa Verde Río (BVRio), entidad sin ánimo de lucro, firmaron el acuerdo de cooperación para desarrollar el proyecto, que tiene como objetivo promover la economía verde en la región.

La iniciativa está incluida dentro del proyecto Distrito Verde, un polo tecnológico al servicio de la infraestructura del país que se construye en la isla de Fundao y donde se instalarán empresas como General Electric, L'Oréal y ocho más.

La Bolsa Verde comercializará créditos de carbono y la reposición forestal que las empresas son obligadas a hacer por infracciones al medio ambiente.

La comercialización se realizará mediante una plataforma de negociación de bienes existentes, como la energía renovables, la biomasa y el tratamiento de residuos, entre otros.

La secretaria municipal de Hacienda, Eduarda La Rocque, señaló a periodistas que el equipo técnico de la iniciativa trabaja para "agregar valores" a la bolsa y convertir a Río de Janeiro en "la capital verde del mundo".

"Seremos referencia internacional económica y ambiental", subrayó La Rocque.