Para Amy Lee, vocalista del grupo Evanescence, participar en la ceremonia del Premio Nobel de la Paz 2011, resultó una experiencia inspiradora que le demostró que las mujeres son una pieza fundamental para hacer de este mundo un mejor lugar para vivir.

"Definitivamente es una experiencia que jamás olvidaremos. Conocer a tres mujeres ... que han arriesgado su vida para defender los derechos humanos de mujeres y hombres es inspirador, motivador y digno de admirarse", dijo el martes Lee a The Associated Press, en entrevista telefónica desde Nueva York.

Las acreedoras al Premio Nobel de la Paz 2011 fueron la activista yemení Tawakkul Karman, la presidenta de Liberia Ellen Johnson-Sirleaf y la activista liberiana Leymah Gbowee, tres mujeres que han defendido los derechos y el fin de la violencia en sus países.

El premio les fue otorgado el 10 de diciembre en una ceremonia efectuada en Oslo, y un día después se realizó un concierto en el que, además de Evanescence, participaron David Gray, el vocalista Jill Scott, el dúo country Sugarland y Matthew Morrison de Glee.

Esa noche, la agrupación comandada por la estadounidense Lee interpretó en vivo las canciones "Lost in Paradise" y su éxito "Bring Me to Life".

"La paz significa humanidad, lo cual dicta que siempre debemos estar juntos y respetarnos los unos a los otros; la paz es respeto por los derechos humanos y amor por el prójimo", dijo Lee, quien contó que la invitación surgió por parte de los organizadores del Premio Nobel de la Paz.

Por su parte Lee ha participado en varias causas sociales incluyendo su trabajo con la fundación estadounidense Out of the Shadows, que trabaja para la educación sobre la epilepsia.

También dijo que ve con humor aquellos títulos de belleza que algunas revistas musicales le han acreditado como "la vocalista más sexy de la escena rockera".

"Lo tomo como es, una broma, jamás me lo tomo en serio. Hay gente conmigo haciendo un disco, y eso de que algunas revistas desvíen la atención para decir que tan sensual puedo ser o no, es algo que no me gusta, porque mi trabajo es la música", indicó Lee.

Relajada, aunque un poco agotada por la gira que ella y sus compañeros de agrupación realizan por Estados Unidos para promocionar su álbum homónimo, Lee dijo sentirse emocionada de su regreso a México, en donde ofrecerá tres conciertos el 26, 28 y 30 de enero en Monterrey, Guadalajara y Distrito Federal, respectivamente.

"Es una experiencia increíble tocar en México. Los fans son muy apasionados, y ansiamos estar allá. La nueva gira está basada mucho en las nuevas canciones, pero obviamente también tocaremos los éxitos de los discos pasados, así que complaceremos a los nuevos y viejos fans", anticipó la cantante de 30 años.

La cantautora adelantó que la gira mundial para promocionar su disco mantendrá ocupada a la banda prácticamente todo el próximo año. Comentó que espera que en alguna parte de la gira puedan hacer una escala en otro país de Latinoamérica, por donde ya han estado.

Por el momento, sus admiradores de la región deberán esperar un poco más, pues hasta ahora, la gira de la banda también integrada por Terry Balsamo, Tim McCord, Troy McLawhorn y Will Hunt tiene conciertos confirmados únicamente en Estados Unidos, México y Japón.

Lee aseguró que su grupo vive un gran y productivo momento con "Evanescence", su tercera entrega discográfica, editada bajo el sello EMI Music y producida por Nick Raskulinecz, y de la cual se desprenden los sencillos "What You Want" y My Heart is Broken".

"Somos una banda más fuerte que nunca, poderosa en el escenario y con un nuevo disco que tiene un gran trabajo detrás que lo sostiene. Definitivamente vivimos un gran momento", comentó la cantante y compositora.

Evanescence fue ganador de dos premios Grammy en 2003 por su álbum debut "Fallen", el cual vendió más de 17 millones de copias.

___

Para enterarte de lo último del mundo del espectáculo y la cultura síguenos en http://twitter.com/AP_Espectaculos/