El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, pidió hoy a todos los países dar la "batalla" para defender la naturaleza y así evitar inundaciones como la ocurrida en Filipinas, donde el número de muertos causados por los efectos de la tormenta tropical "Washi" aumentó a 957.

En un discurso durante el acto graduación de cadetes de la Policía Nacional, el mandatario nicaragüense observó que "este es un mundo sacudido por los embates de la naturaleza" y que ahora no es extraño "que la naturaleza se manifieste con cataclismos de diferentes tipos".

Según Ortega, lo irónico y doloroso es que la naturaleza "se ve obligada a multiplicar sus manifestaciones como resultado de la ambición sin limites de un segmento de la especie humana, que no le importa enriquecerse a costa de destruir el medio ambiente".

Señaló que las "enormes inundaciones" en Filipinas, así como en otras partes del mundo, son provocadas por la especie humana.

"Por eso es importante esta batalla para defender la madre tierra y los recursos naturales", instó.

En otro parte de su discurso, Ortega destacó que la primera ministra de Australia, Julia Gillard, tenga interés en apoyar el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

Subrayó que Gillard delegó en un enviado especial "que atiende los asuntos internacionales de Australia", cuyo nombre no mencionó, para participar en el acto de graduación de la Policía Nacional.

"Eso es una expresión de voluntad política" y de acercamiento entre ambos países, resaltó.

Ortega dijo que ese enviado especial australiano es acompañado por la embajadora de Sydney en México, Katrina Copper.