Decenas de miles de dolientes se congregaron el miércoles en la plaza central de Pyongyang para rendir honores a su fallecido líder Kim Jong Il mientras el gobierno incrementó la seguridad en las ciudades y ganó promesas de lealtad de los máximos generales hacia el hijo y heredero de Kim.

Una ligera capa de nieve cubre a mujeres bien vestidas mientras se llevan las manos al rostro y hacen fila ante un gran retrato de un sonriente Kim Jong Il. La prensa estatal anunció hace dos días del fallecimiento de Kim de 69 años ocurrido el sábado.

La multitud de dolientes llenó la Plaza Kim Il Sung frente al Gran Palacio de Estudios del Pueblo mientras se alineaban para dejar flores blancas ante el retrato de su líder, en el lugar donde usualmente está la fotografía del antecesor y padre de Kim.

La multitud de dolientes crece a medida que avanza el día, e incluso a pesar de la nieve, y algunos norcoreanos se quitaron las chaquetas para proteger las coronas de luto establecido en honor a Kim, justo debajo del lugar donde se encontraba el año pasado saludando a la multitud en el desfile militar en el que presentó a su sucesor, Kim Jong Un.

Dos socorristas se apresuraron a llevarse a una mujer que se desmayó.

"Decidimos venir aquí para cuidar a los ciudadanos que puedan desmayarse por el dolor y la tensión mental", dijo a The Associated Press Jon Gyong Song, quien trabaja en un centro médico de Pyongyang. "El flujo de asistentes no ha parado desde la noche del martes".

En tanto, informes de inteligencia de Corea del Sur indicaron el miércoles que Norcorea está consolidando el poder con Kim Jong Un, hijo del fallecido líder.

La preocupación en el norte de Asia ha aumentado drásticamente por la llegada al poder del hijo veinteañero de Kim, en un país con un ejército conformado por 1,2 millones de soldados, misiles y un avanzado programa de armas nucleares.

Corea del Sur ha puesto a su ejército en máxima alerta. En otra señal de la tensión entre las Coreas, capitanes de barcos chinos a lo largo del río que separa a Norcorea con China dijeron a The Associated Press que la policía norcoreana les ha ordenado dejar de dar paseos a los turistas o de lo contrario abrirá fuego contra los barcos si ven a alguien con cámaras.

___

Reportó desde Pyongyang por The Associated Press Television News el periodista Rafael Wober. Los periodistas de AP Foster Klug, Hyung-jin Kim, Sam Kim y Eric Talmadge en Seúl; los fotógrafos Andy Wong en Dandong, China, y el jefe de la oficina el Corea del Sur Jean H. Lee, colaboraron con esta historia.