El gobierno de México promulgó el martes una reforma por la que se declara día de luto nacional el 2 de octubre en recuerdo de las víctimas de una masacre estudiantil en 1968 por la que nadie ha sido castigado.

"2 de octubre: Aniversario de los caídos en la lucha por la democracia de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, en 1968", señala la modificación a la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno previamente aprobada por el Congreso y publicada el martes en el diario oficial.

Con la reforma, cada 2 de octubre la bandera mexicana será izada a media asta en señal de duelo.

Más de dos meses después de que se iniciara un movimiento estudiantil contra la represión gubernamental mexicana, un mitin realizado en la tarde del 2 de octubre de 1968 culminó en tragedia cuando decenas de estudiantes y civiles murieron por las balas de soldados y policías, algunos vestidos de civil.

Las cifras oficiales y extraoficiales de las víctimas oscilan entre 25 y 350, aunque un magistrado señaló hace unos meses que él vio reportes de entre 38 y 40 muertos en la Plaza de las Tres Culturas, localizada en la zona central de la ciudad de México.

La modificación para declarar luto nacional el 2 de octubre fue originalmente aprobada en 2008 por el Senado, pero recién fue ratificada por la Cámara de Diputados en noviembre y ahora promulgada por el Ejecutivo.

"Más allá de recordar el 2 de octubre como una fecha lamentable, debe ser una fecha de homenaje en la lucha por la democracia... debe ser recordado como una lucha de libertad que no responde a intereses partidistas o de grupo. Tal hecho histórico tiene que ser reconocido y recordado como una transición política de la libertad democrática que tuvo auge para el bienestar de las generaciones futuras", señaló el dictamen aprobado por el Congreso.

El ex presidente Luis Echeverría, quien durante la represión era secretario de Gobernación, fue acusado del delito de genocidio por la masacre, aunque un tribunal lo exoneró en 2007. Tras una apelación, otro tribunal ratificó la exoneración en 2009.

Los tribunales consideraron que si bien había elementos para afirmar que se cometió genocidio el 2 de octubre de 1968, no había pruebas de que Echeverría hubiera incurrido en ese delito.

Tras ser el secretario de Gobernación, Echeverría fue elegido presidente para el periodo 1970-1976.