La estadounidense Lori Berenson, en libertad condicional tras ser condenada en Perú a 20 años de prisión por terrorismo, regresó hoy, por primera vez a Estados Unidos desde 1995, para pasar las fiestas navideñas con su familia.

Berenson, que viajó desde Lima con autorización judicial, llegó acompañada de su hijo de dos años, Salvador Apari, al aeropuerto internacional de Newark (Nueva Jersey), vecino a Nueva York, y durante el trayecto estuvo acompañada por dos funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en el país andino.

La estadounidense, de 42 años, pasará las próximas fiestas navideñas junto a su familia en Nueva York, señaló el diario USA Today en su edición digital.

Berenson había intentado regresar el pasado fin de semana a Estados Unidos pero no pudo hacerlo por carecer de algunos permisos migratorios oficiales, pese a que ya había sido autorizada por un juez peruano.

Su abogado y padre de su hijo, Anibal Apari, señaló entonces en Lima que procedía a presentar un recurso de hábeas corpus porque no se estaba dando cumplimiento al permiso judicial.

La excolaboradora del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) puede estar fuera de Perú hasta el 11 de enero, fecha en la que ha de volver para cumplir el resto de su condena.

En Perú, el procurador del Estado para casos de terrorismo, Julio Galindo, se manifestó hasta el último momento en contra del permiso judicial porque, según dijo, con la legislación actual los sentenciados por terrorismo no pueden salir de Perú hasta que cumplan la totalidad de su condena.

Tras obtener la libertad condicional en 2010, después de cumplir 15 años de prisión, la Justicia peruana determinó que Berenson estaba obligada a permanecer en el país por 5 años más, hasta culminar su condena.

Berenson fue detenida en 1995 junto a otros miembros del MRTA y fue acusada de formar parte de un plan que contemplaba la toma armada del Congreso.