Varios grupos sociales cercanos al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, impugnaron hoy el fallo de una jueza que desestimó un proceso contra la revista Vistazo, criticada por el Gobierno y demandada por violar supuestamente el silencio electoral.

Pablo Baca, abogado de esos grupos, aseguró a periodistas que la jueza que llevó el caso presuntamente evitó realizar varias diligencias solicitadas por los demandantes, por lo que la sentencia debería ser revisada por una instancia superior.

El pasado 12 de diciembre, la presidenta del Tribunal Contencioso Electoral, Ximena Endara, desestimó la denuncia presentada por unas seis organizaciones sociales cercanas al Gobierno.

El caso se remonta al día anterior a la consulta popular del pasado 7 de mayo, cuando en el país regía una veda a la propaganda electoral.

Entonces, Vistazo publicó un editorial titulado "Un no rotundo" a las propuestas del Gobierno en la consulta, sobre todo las que impulsaban regulaciones a los medios de comunicación.

Baca señaló que la publicación de Vistazo utilizó la imagen de una papeleta electoral y la marcó en los casilleros por el No en cuatro de las diez preguntas de la consulta, en un día en que regía el silencio proselitista.

Además, consideró que no se trató de un artículo de opinión, como sostiene la revista, sino que se convirtió en "un llamado a votar en contra" de la consulta impulsada por el Gobierno y en una inducción a que la población votara por el "No".

El 20 de junio el presidente de la Cámara Bolivariana de Economía Solidaria, Víctor Raúl Ocaña, presentó la demanda que exigía a Vistazo pagar una multa de 100.000 dólares.

Se sumaron a la querella la Confederación Nacional de Afiliados al Seguro Social Campesino, la organización Diabluma, la Asociación Agropecuaria de Pueblos y Nacionalidades Indígenas Migrantes y la Corporación de Desarrollo Agrícola Ñucanchi Allpa.

En julio otro juez desestimó una demanda parecida contra el diario Hoy, interpuesta por la entonces ministra Coordinadora de la Política, Doris Soliz, que también pedía la misma cuantía por una supuesta violación del silencio electoral.

La víspera de la consulta popular ese rotativo publicó tres montajes fotográficos de Eugenio Espejo, considerado prócer de la independencia de Ecuador; Dolores Cacuango, una líder indígena, y Leonidas Proaño, un fallecido obispo católico de gran prestigio, con la boca cubierta con un esparadrapo.

Acompañaba el mensaje: "El silencio mata la democracia, pero una prensa libre la sostiene".