La popularidad del presidente de EE.UU., Barack Obama, que había caído en los últimos meses, ha registrado una cierta recuperación, según una encuesta que publica hoy el diario The Washington Post en su edición digital.

La encuesta concede a Obama una aprobación del 49 por ciento, mientras que un 47 por ciento censura su gestión, sus mejores cifras desde marzo con excepción de una efímera alza tras la muerte del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, en mayo.

La mejoría se debe, según el Post, a una mejor percepción del presidente entre grupos clave como los independientes, los jubilados y los jóvenes.

En momentos en que la Casa Blanca presiona al Congreso para que apruebe una prórroga de los recortes de impuestos sobre la nómina, Obama sale beneficiado, pues según el sondeo el 50 por ciento de los votantes indica que se fía de él en este asunto, mientras que tan sólo el 35 por ciento se decanta por los republicanos, que controlan la Cámara de Representantes.

El mes pasado, un sondeo similar encontraba a los votantes divididos a partes iguales en este asunto.

Sobre la política fiscal, Obama mejora su percepción entre el electorado, un 46 por ciento del cual le apoya en esta cuestión, frente al 41 por ciento que simpatiza con la posición republicana en el Congreso.

La ventaja para Obama es más marcada entre los independientes en este asunto, pues un 49 por ciento se inclina por él frente a un 32 por ciento que lo hace por los republicanos, agrega la encuesta.

Según el diario, la subida del presidente apunta a que el cambio de táctica de la Casa Blanca, que en los últimos meses ha adoptado un tono más populista y se ha enfrentado con más dureza a los republicanos, le está dando resultado.

También se beneficia de una caída en el índice de desempleo, que en noviembre se situó en el 8,6 por ciento, la primera vez en dos años y medio que bajaba del 9 por ciento.

La encuesta indica que la mayoría de los estadounidenses se siente optimista sobre sus finanzas personales, aunque el sentimiento no sea el mismo al tratar la situación de la economía nacional.

Frente al alza de la popularidad del presidente, la de los republicanos ha decaído, encuentra el sondeo.

La aprobación de los votantes hacia los republicanos en el Congreso se encuentra en el 20 por ciento, apunta la consulta. Pero los demócratas tampoco se encuentran mucho más arriba, al situarse en el 27 por ciento.

El sondeo se condujo entre el jueves y el domingo pasados sobre una muestra de 1.005 adultos y tiene un margen de error del 3,5 por ciento.