El alto índice de paro juvenil que afecta actualmente a la UE supone un coste de unos 2.000 millones de euros cada semana, equivalente al 1 % del Producto Interior Bruto (PIB) de los Veintisiete, según datos difundidos hoy por la Comisión Europea (CE).

Con objeto de resaltar la importancia económica del problema del desempleo juvenil, el Ejecutivo comunitario incluye esta estimación dentro de su propuesta "Iniciativa de Oportunidades para la Juventud", presentada hoy por el comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Laszlo Andor.

"La situación de los jóvenes en muchos Estados miembros es dramática", afirmó en un comunicado Andor, quien también advirtió del riesgo de "perder a una generación" si no se emprenden "acciones decisivas a nivel europeo y nacional".

El paro afecta a 5 millones de europeos menores de 26 años (uno de cada cinco), que en el caso de España asciende al 49 %, la tasa más alta de los Veintisiete.

Los ejes de acción propuestos por Bruselas son la prevención del abandono escolar temprano, adaptar mejor la formación a las necesidades del mercado laboral, garantizar "la experiencia y las prácticas laborales" como complemento a la formación y facilitar a los jóvenes la búsqueda de su primer empleo, incluyendo las oportunidades laborales en otros Estados miembros.

La comunicación incluye una serie de medidas concretas que Bruselas recomienda poner en marcha haciendo uso de fondos comunitarios ya existentes, principalmente del Fondo Social Europeo (FSE).

Según el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, la propuesta "demuestra a los jóvenes que Europa se preocupa por su situación".

La UE "ha oído las repetidas llamadas (de los jóvenes), desde Madrid hasta Bruselas, para formar parte de la sociedad europea", afirmó Barroso en un comunicado.

El presidente de la CE destacó la necesidad de "reformas a largo plazo de los mercados laborales", pero añadió que éstas "llevan tiempo" para producir los resultados esperados.

La iniciativa de hoy permitirá "desarrollar acciones más inmediatas, que ayudarán a bajar el desempleo juvenil", subrayó Barroso.