La Bolsa de Seúl experimentó hoy un rebote durante la negociación matinal, tras la importante caída de ayer como consecuencia del anuncio de la muerte del líder norcoreano Kim Jong-il, informó la agencia Yonhap.

A mediodía, el selectivo surcoreano Kospi avanzó 13,74 puntos, el 0,77%, hasta situarse en 1790,67 puntos, mientras que el tecnológico Kosdaq ganó 9,66 puntos, o un 2,02%, hasta los 487.27 enteros.

El Kospi cedió ayer un 3,43% debido a que los inversores consideraron que el anuncio de la muerte del dictador Kim Jong-il, que gobernó Corea del Norte con mano de hierro durante 17 años, aumentaría la incertidumbre geopolítica en la región y también en los mercados.

Por su parte, el analista de Hanwha Securities, Kim Seong-jin, no se mostró tan optimista, y dijo a la agencia Yonhap que la mayor volatilidad del parqué surcoreano desatada por la desaparición del dictador puede generar retrasos o reducciones en los planes de inversión de las empresas, que podrían volverse más conservadoras.

"La evaluación de los inversores extranjeros con respecto a la economía surcoreana y su mercado financiero, ambos relativamente saludables, podría además deteriorarse ante los persistentes temores por la incertidumbre global y un creciente apetito por activos más seguros", añadió Kim.

Otros mercados de la región experimentaron un rebote similar, como el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio, que se recuperó de la caída de ayer, del 1,26%, motivada por las copiosas ventas que desencadenó la noticia del fallecimiento de Kim.

En el receso matutino, el selectivo nipón ganó 54 puntos, un 0,65%, hasta los 8350,12 puntos, mientras que el índice Topix, que reúne todos los valores de la primera sección, creció 2,66 puntos, el 0,37%, 719,04 unidades.