Las penurias del Blackburn y del técnico Steve Kean se agravaron el martes, cuando el Bolton anotó dos tantos en la primera media hora para imponerse por 2-1 y salir del sótano de la Liga Premier, lugar que endilgó a su rival.

Los seguidores del Blackburn, ya decepcionados por la gestión de un año de Kean al frente del club, abuchearon al técnico durante buena parte del cotejo contra sus rivales del noroeste de Inglaterra.

Blackburn quedó en el fondo de la tabla con 10 puntos en 17 encuentros, dos unidades menos que Bolton.

Wigan, el otro club inmiscuido entre los últimos tres lugares, recibe a Liverpool en uno de los tres encuentros previstos para el miércoles. Wolverhampton Wanderers se colocó dos puntos arriba de la zona de descenso luego de alcanzar dos veces en el marcador para rescatar un empate 2-2 ante el Norwich en el otro partido del martes.

Apenas a los cinco minutos, se disipó cualquier esperanza de que Kean, quien fue ascendido sorpresivamente de asistente a técnico tras la destitución de Sam Allardyce, pudiera ganarse el apoyo de los aficionados en un partido que ofrecía una rara oportunidad de cosechar tres puntos.

El zaguero Christopher Samba no alcanzó a despejar el balón y permitió que cayera en los pies de David Ngog, quien se estaba levantando y sirvió para que Mark Davies anotara con un tiro rasante su primer gol en más de un año.

Los espectadores comenzaron a presionar de inmediato a los Rovers, cuya situación empeoró cuando Ivan Klasnic envió un pase a Nigel Reo-Coker, quien jugó de pared con Martin Petrov y volvió a fusilar al arquero Paul Robinson.

El nigeriano Yakubu anotó a la mitad del segundo tiempo, pero el francés Samba se perdió una oportunidad clara de empatar.

Ahora, el panorama luce desalentador para el Blackburn, que deberá visitar al Liverpool y al Manchester United. Por lo pronto, el equipo pasará la Navidad en el último sitio. Sólo un equipo que estaba en el sótano a estas alturas del año ha logrado evitar el descenso, el West Bromwich Albion en el 2005.

Por lo menos el técnico del Bolton, Owen Coyle, tuvo motivos para sonreír, tras conseguir apenas su cuarta victoria en 17 encuentros.

"Fue un gran resultado para nosotros", dijo Reo-Cocker. "Sabíamos que sería un partido difícil, de seis puntos. Dimos todo y obtuvimos el resultado que merecíamos".

El ex volante de los Wolves, Andrew Surman, puso al frente al Norwich a los 12 minutos, pero Sylvan Ebanks-Blake igualó antes del entretiempo. Simon Jackson, quien entró de cambio, devolvió la ventaja al Norwich antes de que Ronald Zubar hiciera su primer gol de la campaña.

Los Wolves rebasaron al Sunderland, que se mide el miércoles al Queens Park Rangers.

También el miércoles, el líder Manchester City recibe al Stoke y el campeón defensor Manchester United visita al Fulham.

El Tottenham, tercero de la liga, recibe al cuarto lugar, Chelsea, en el único compromiso del jueves, el último de la Liga Premier antes de la Navidad.