Arsenal y Chelsea podrían tener que posponer sus partidos del lunes por la liga Premier debido a una huelga de conductores del metro en Londres.

Arsenal tiene previsto recibir a Wolverhampton Wanderers y Chelsea juega en su estadio contra Fulham, pero miles de fanáticos podrían tener problemas para llegar a los estadios debido a la huelga de conductores del metro de Londres.

Mientras la mayoría de las ligas europeas tienen recesos de invierno, el itinerario del 26 de diciembre es una tradición del fútbol inglés.

"Estamos siguiendo de cerca la situación, junto con todas las agencias relevantes", señaló Arsenal.

El equipo indicó que está en contacto con la policía de Londres, las autoridades de transportación, la liga Premier, Wolves y el gobierno local.

Los hinchas que acuden a los partidos tienen la dificultad adicional de que los trenes no funcionan el 26 de diciembre por ser un día feriado en Gran Bretaña.