Doce miembros de un grupo amish disidente fueron acusados oficialmente por delitos federales de intolerancia relacionados con ataques en los que cortaron las barbas de otros compañeros amish en un condado agrícola del este de Ohio.

El acta procesal del siete cargos contra Samuel Mullet y 11 familiares o miembros de su grupo fue anunciada el martes en Cleveland por fiscales federales. Los cargos incluyen asociación delictuosa, asalto y alteración de evidencia en lo que los fiscales dicen que fueron crímenes de intolerancia motivados por diferencias religiosas.

Los cinco ataques ocurridos entre septiembre y noviembre involucraron cortar el cabello de mujeres y el cabello y barba de hombres, lo cual es considerado sumamente ofensivo en la cultura amish.

Mullet, tres de sus hijos y otras tres personas fueron arrestados el 23 de noviembre. La hija de Mullet, dos sobrinos y los cónyuges de un sobrino y una sobrina también están acusados en el acta.

Mullet dijo que no ordenó el corte de cabello, pero que no impidió que sus hijos y otros lo realizaran.