La agencia surcoreana Yonhap dice que Corea del Norte realizó una prueba de misiles de corto alcance el mismo día en que el país anunció la muerte del líder Kim Jong Il.

Dos funcionarios militares surcoreanos dijeron el lunes que no podían confirmar de inmediato la versión, alegando que hacerlo sería como trasgredir una política de no hacer comentarios sobre asuntos de inteligencia.

Ambos dijeron que cualquier lanzamiento era parte de una prueba de rutina y tiene poca relación con la muerte de Kim Jong Il. Ambos hablaron a condición de mantenerse anónimos, citando las normas.

Yonhap citó funcionarios del gobierno no identificados que afirmaron que la prueba de misiles se realizó desde la costa oriental.

Corea del Norte instó a su pueblo a que brinden su respaldo al hijo menor de Kim Jong Il y al parecer su heredero Kim Jong Un.

El mundo observa con cuatela por señales de inestabilidad en una nación que trata de obtener armas nucleares.

Corea del Sur lanzó una alerta para su ejército, dado que enfrenta las fuerzas armadas del norte, que cuentan con 1,2 millones de uniformados, mientras que el presidente estadounidense Barack Obama y el presidente surcoreano Lee Myung-bak acordaron en una conversación telefónica vigilar de cerca los acontecimientos y cooperar.