Presuntos vándalos le hicieron un agujero del tamaño de un puño a la puerta central de bronce de una de las principales basílicas de Roma, la de Santa María la Mayor.

El daño, al parecer causado con un martillo de pico o con una roca, fue descubierto el lunes por la mañana en el frente de la puerta, la cual contiene una escena de la aparición del arcángel Gabriel a la virgen María.

De acuerdo con el despacho de una agencia noticiosa italiana, el supuesto responsable fue detenido.

La basílica del siglo V es una de las cuatro que existen en Roma y cuya jurisdicción corresponde al Vaticano.

De acuerdo con la leyenda, María se apareció al papa Liberio en agosto del año 358 y le ordenó que construyera una iglesia donde encontrara nieve una la mañana. De acuerdo con la tradición católica, la caída milagrosa de la nieve se conmemora cada 5 de agosto.