MOSCU — Se perdía la esperanza el lunes de hallar con vida a varias decenas de trabajadores petroleros que estaban desaparecidos por más de un día en las gélidas aguas remotas de la costa oriental de Rusia después que una plataforma flotante naufragó y se hundió durante una fuerte tormenta.

Un funcionario de la firma propietaria de la plataforma petrolera naufragada dijo que fueron vistas cuatro lanchas salvavidas con gente a bordo en el área.

No se confirmó la versión.

Maria Dubrovskya, portavoz del Ministerio de Emergencia en la lejana Rusia, dijo que las cuadrillas de rescate habían recogido 10 cadáveres del Mar de Okhotsk. La agencia de noticias informó que más cuerpos habían sido divisados en el agua, pero el grupo de rescate aún no había podido recuperarlos.

De los 67 hombres que iban a bordo, 17 fueron rescatados con vida de las aguas gélidas inmediatamente después de producirse el accidente y fueron llevados a un hospital.

El número de desaparecidos era de 43 pero era difícil afirmar que pudieran estar mientras en las aguas donde la temperatura era de 39 grados centígrados