Un ex funcionario militar salvadoreño acusado de complicidad en la muerte de seis sacerdotes jesuitas en 1989 no se declaró culpable de cargos migratorias en Estados Unidos.

Inocente Orlando Montano es acusado de mentir bajo juramento y hacer declaraciones falsas en formas migratorias para permanecer en Estados Unidos. Montano firmó un acuerdo de declaración en una corte federal de distrito en Boston el lunes, pero se mostró confundido cuando el juez federal le preguntó si conocía las implicaciones de una declaración de culpabilidad.

El abogado de Montaño pidió que se diera por terminara la audiencia. Fue reprogramada para el mes próximo.

Montano está entre 20 salvadoreños que han sido acusados por separado en España por sus supuesta participación en los asesinatos. El hombre de 69 años había estado viviendo por años en el área de Boston cuando fue arrestado en agosto.