La reducción de la pobreza en América Latina será de entre 0,2% y 1,4% en 2011, lo que representa una desaceleración respecto a la disminución de 2% registrada el año pasado, sostiene un informe del Banco Mundial (BM) difundido el lunes.

El reporte "Al filo de la incertidumbre" sostiene que si bien no luce tan severa como en 2009, la incertidumbre actual de la economía mundial podría tener un impacto importante para la reducción de la pobreza latinoamericana en 2012.

"Las incertidumbres claves son cómo los mercados laborales responderán y transmitirán cualquier crisis a los hogares pobres, si los gobiernos pueden incrementar su gasto social para compensar disminuciones salariales, qué pasará con las remesas y otras transferencias privadas, y las tendencias en los precios de alimentos", señaló el reporte.

La reducción de pobreza en Brasil, Perú y Ecuador, y la recuperación de remesas recibidas por México, Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras, Jamaica y Nicaragua son indicios positivos, mientras que el incremento a 2,2% del PIB del déficit fiscal regional en 2011 podría restar la capacidad de los gobiernos de invertir en programas sociales tal como lo hicieron en 2008, cuando el déficit fiscal regional era de apenas 0,9%.