Miles de norcoreanos marcharon el lunes hacia puntos importantes de la capital para exhibir su luto por Kim Jon Il, mientras muchos lloraban desconsoladamente y agitaban sus brazos en señal de lamento ante la noticia de la muerte de "su querido gobernante".

Mientras tanto, la prensa estatal norcoreana anunció como "gran sucesor" a Kim Jong Un — el hijo veinteañero de Kim Jong Il_, en tanto que la comunidad internacional se mantenía atenta ante cualquier indicio de una transición turbulenta del poder hacia el segundo al mando en una nación impredecible que se sabe que busca tener armas nucleares.

Tras conocerse el deceso de Kim, quien gobernó durante 17 años, el estamento militar de la vecina Corea del Sur fue puesto en alerta máxima ante las fuerzas armadas norcoreanas, de 1.200.000 hombres.

Corea del Norte dijo que Kim murió el sábado de un ataque cardiaco, "complicado con un choque cardiaco grave", mientras viajaba en un tren en el cumplimiento de sus responsabilidades oficiales.

El presidente Barack Obama y su colega de Corea del Sur, Lee Myung-bak, acordaron telefónicamente observar muy de cerca los acontecimientos.

En las calles de la capital norcoreana, Pyongyang, las personas exhibían su pesar con llanto, algunas se hincaban o inclinaban la cabeza repetidamente. Niños y adultos colocaban flores en monumentos conmemorativos importantes.

Kim Yong Ho, lleno de lágrimas, dijo que Kim Jong Il había hecho más felices las vidas de las personas. "Eso hacía cuando falleció: trabajar, viajar en tren", apuntó.

Otros norcoreanos avanzaban en fila por una pintura gigante de Kim Jong Il y el extinto padre de este, el fundador nacional Kim Il Sung, ambos juntos en el monte Paektu, el lugar oficial de nacimiento del antes gobernante.

Ofrendas florales fueron colocadas de manera ordenada debajo del mural.

"¿Por qué el cielo es tan cruel? Por favor regresa, general. No podemos creer que te hayas ido", gritó la señora Hong Son Ok, que movía fuertemente el cuerpo mientras la entrevistaba la televisión oficial de Corea del Norte.

Kim Jong Il reveló a su tercer hijo Kim Jong Un como su sucesor hace un año, cuando lo instaló en puestos de alto rango. Poco se sabe sobre el más joven de los Kim, quien se presume tiene menos de 30 años.

Kim Jong Un a menudo acompañó a su padre en sus viajes por todo el país en el último año. Kim Jong Il heredó el poder de su padre, el venerado fundador de Corea del Norte Kim Il Sung, fallecido en 1994.

El norte dijo que llevaría el cadáver de Kim al palacio monumento Kumsusan en Pyongyang y celebraría un período de duelo nacional hasta el 29 de diciembre, cuando "todas las personas en la nación emplearán tres minutos en una oración silenciosa".

El funeral de Kim se celebrará el 28 de diciembre, dijo, y añadió que cualquier tipo de entretenimiento sería prohibido durante el período de luto y que el país no aceptaría "delegaciones extranjeras que esperan expresar sus condolencias".

El tránsito en la capital norcoreana fluía como de costumbre el lunes. Un extranjero contactado en el hotel Koryo de Pyongyang dijo que el personal estaba llorando.

___

Los periodistas de The Associated Press Jean H. Lee en Pyongyang; Foster Klug, Hyung-jin Kim, Sam Kim y Jiyoung Won en Seúl y Matthew Lee en Washington DC contribuyeron a este despacho.