El senador republicano John McCain dijo el lunes que el mundo está mejor ahora que el líder norcoreano Kim Jong Il falleció, y pronosticó que el dictador se reuniría con gente como Adolfo Hitler "en un rincón caliente del infierno".

Los colegas políticos de McCain, incluido el aspirante a la candidatura presidencial del Partido Republicano Mitt Romney, se unieron al prominente y franco legislador de Arizona al decir sin miramientos que Kim no será extrañado después de décadas de opresión y de amenazas al mundo con su programa nuclear.

"Sólo puedo expresar satisfacción de que el 'Querido Líder' se esté uniendo a gente como Gadafi, Bin Laden, Hitler y Stalin en un rincón caliente del infierno", enfatizó McCain, republicano de mayor rango en el Comité de Servicios Armados del Senado.

La muerte de Kim deja incertidumbre sobre si su inexperto hijo Kim Jong Un sobrevivirá a la intriga del palacio y a la disputa política.