El presidente de EE.UU., Barack Obama, manifestó en una entrevista publicada hoy su preocupación por algunas "acciones" del Gobierno de Venezuela, que, a su entender, restringen "los derechos del pueblo" y amenazan "los principios democráticos".

En un cuestionario que respondió al diario caraqueño El Universal, Obama afirma también que los vínculos del Gobierno de Hugo Chávez con Irán y Cuba "no han beneficiado los intereses" del país "ni de su gente".

"Nos preocupan las acciones del Gobierno que han restringido los derechos del pueblo venezolano, amenazado los valores democráticos básicos y dejado de contribuir con la seguridad en la región", apuntó Obama.

El presidente estadounidense manifestó específicamente "gran inquietud" por las "medidas para restringir la libertad de prensa" y "erosionar la separación de poderes" en Venezuela.

"Debemos llamar la atención cuando observamos una amenaza a los principios democráticos. En Venezuela hemos sentido una gran inquietud al ver que se han tomado medidas para restringir la libertad de prensa, así como para erosionar la separación de poderes", apuntó.

El jefe de Estado también señaló que aunque los Gobiernos de Estados Unidos y Venezuela pueden y deben cooperar en asuntos de interés mutuo y hacer esfuerzos comunes para impedir el terrorismo y el narcotráfico, las autoridades venezolanas no han manifestado mucho interés en este aspecto.

"Por motivos propios, hasta la fecha, las autoridades han demostrado muy poco interés en ese tipo de cooperación", sostuvo.

Obama indicó que su Gobierno no pierde de vista las relaciones entre Irán y Venezuela, aunque aclaró que EE.UU. no tiene intención de intervenir en las relaciones exteriores del país caribeño.

"Tarde o temprano la gente de Venezuela tendrá que determinar qué posible ventaja le brinda tener relación con un país que viola los derechos humanos universales (...) el Gobierno de Irán ha apoyado de manera consistente el terrorismo internacional (...) Teherán continúa promoviendo un programa nuclear", subrayó el mandatario.

"En el continente americano tomamos las actividades iraníes, incluyendo en Venezuela, sumamente en serio y continuaremos monitoreándolas de cerca", puntualizó.

El mandatario estadounidense agregó en este punto que la comunidad mundial, en la que se inserta Venezuela, tiene la responsabilidad de regirse por sus obligaciones internacionales, incluyendo la implementación de las resoluciones y sanciones sobre Irán promulgadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Obama recordó que su Gobierno ha hecho saber a Venezuela su inquietud en este tema y subrayó que recientemente le impusieron sanciones a la empresa estatal venezolana Petróleos de Venezuela (PDVSA) por vender componentes de gasolina a Irán.