La renovación de Pablo Aimar se ha convertido en una prioridad para los dirigentes del Benfica, según apunta la prensa deportiva portuguesa, que avanza que el argentino podría prolongar su contrato por un año más.

El diario "Record" insiste hoy en esa opción, y asegura que tanto el presidente del club lisboeta, Luís Filipe Vieira, como el entrenador, Jorge Jesús, están "centrados" en garantizar su continuidad.

El argentino acaba contrato en junio de 2012 y podría marchar entonces libre a cualquier otro equipo.

Durante los últimos meses se ha especulado con el interés de varios equipos, entre ellos el River Plate argentino -el club de sus orígenes- o el Cruzeiro brasileño, además del fútbol qatarí.

El mediapunta, que juega con el dorsal número 10 a la espalda, es fundamental en el esquema actual del Benfica, un 4-2-3-1 que le deja con menos responsabilidad en la parcela defensiva que el 4-4-2 utilizado el pasado año por Jorge Jesús.

Ésta es la cuarta temporada del argentino con los "encarnados", que se hicieron con sus servicios en el año 2008 procedente del Zaragoza por 6,5 millones de euros.

A sus 32 años, Aimar es uno de los jugadores favoritos de la grada lisboeta, que vibra con sus detalles de calidad, como la asistencia de gol que dio este fin de semana a su compatriota Saviola, de espaldas, de tacón y al primer toque, en una de las mejores jugadas de lo que va de Liga en Portugal.