La Cámara de Representantes rechazará una prórroga de dos meses a una exención fiscal en los impuestos de la Seguridad Social pese a que ya fue aprobada días atrás por el Senado y de que tiene el respaldo del presidente Barack Obama, advirtió el lunes el presidente de la cámara baja estadounidense.

John Boehner solicitó en cambio negociaciones inmediatas para ampliar ese plazo a todo un año, a fin de que ofrezca "garantías a la gente que intenta crear puestos de trabajo".

"No creo que las diferencias entre la Cámara y el Senado sean tan grandes", dijo Boehner en una conferencia de prensa, aunque sin dar detalles sobre lo que demoraría un compromiso.

Sin medidas concretas del Congreso, tanto la exención fiscal como un programa para prorrogar las prestaciones a los desempleados de larga duración expirarán el primero de enero.

Boehner habló tras un caótico fin de semana en el que los líderes del Senado no concordaron en una extensión de un año. En cambio, aprobaron por mayoría una prórroga de dos meses, que fue recibida con indignación entre la mayoría republicana de la Cámara.

No hubo reacciones inmediatas de la Casa Blanca ni del liderazgo del Senado, que se fue de vacaciones poco después de aprobar su versión del proyecto.

La revuelta de los legisladores republicanos ha colocado a Boehner y a los republicanos en una posición difícil, justo cuando parecía que habían sido mejores estrategas que Obama al lograr un proyecto de ley que le habría obligado a acelerar la decisión sobre la construcción de un oleoducto que unirá Canadá y Texas.

Obama había dicho que postergaría la decisión hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre de 2012 en lugar de decidir su suerte ahora, ya que el proyecto tiene divididos a los tradicionales aliados de los demócratas: grupos ambientalistas en contra y los sindicatos a favor.

En una entrevista para la televisión dada poco antes de la conferencia de prensa de Boehner, el director de comunicaciones de la Casa Blanca Dan Pfeiffer acusó al presidente de la Cámara de alterar su posición en torno a la prórroga de dos meses.