Más de 30,000 islámicos se manifestaron el domingo contra Estados Unidos en la ciudad paquistaní de Lahore tras los bombardeos de la OTAN que el mes pasado mataron a 24 soldados paquistaníes.

La protesta del domingo fue organizada por Jamaat-ud-Dawa, al parecer un testaferro de la proscrita organización Lashkar-e-Taiba.

Hafiz Saeed, el líder de Jammat-ud-Dawa, exigió que Pakistán cese sus relaciones con Estados Unidos, que ha donado miles de millones de dólares a Islamabad en la última década para combatir el integrismo islámico.

Estados Unidos expresó sus condolencias por el ataque de la OTAN que mató a los soldados paquistaníes en un puesto militar en la frontera afgana el 26 de noviembre.

Muchos paquistaníes siguen molestos por el ataque, que según el alto mando paquistaní fue intencional.