Red Bryant regresó el domingo una intercepción por 20 yardas para la anotación de la ventaja durante el tercer cuarto y los Seahawks de Seattle mantuvieron vivas sus débiles esperanzas de playoffs al descarrilar 38-14 a los Bears de Chicago.

El quarterback de Chicago Caleb Hanie fue fuertemente golpeado en la jugada por K.J. Wright y lanzó el balón directo a los brazos de Bryant.

Seattle (7-7) anotó dos touchdowns en un lapso de 50 segundos empezando el tercer cuarto.

Brandon Browner regresó otra intercepción 42 yardas para una anotación en el período final y los Seahawks superaron 31-0 a Chicago en la segunda mitad.

Marshawn Lynch sumó dos carreras de touchdown para Seattle.

Chicago (7-7) perdió su cuarto encuentro consecutivo y jugó la mayor parte del encuentro sin el wide receiver Johnny Knox, que salió del campo luego de lastimarse la espalda mientras intentaba recuperar un balón perdido al principio del encuentro.