El técnico del Santos brasileño, Muricy Ramalho, destacó hoy tras su derrota por 0-4 en la final del Mundialito la "mayor calidad" del Barcelona, mientras que afirmó que la estrella de su equipo, Neymar, "aún se está formando".

Ramalho subrayó la actuación de Messi que, en su opinión "está en una gran forma y no se puede discutir" que sea el mejor del mundo, mientras que prometió que van a realizar "el máximo esfuerzo para regresar" al Mundial de Clubes el año próximo. "Este va a seguir siendo nuestro desafío", señaló.

El entrenador "peixe" apuntó a la técnica del Barcelona como la mayor diferencia entre los dos equipos: "La diferencia está en la calidad de los jugadores. Y los jugadores del Barcelona tienen mayor calidad como se ha podido ver hoy", dijo.

En cuanto al sistema conservador que utilizó hoy, con cinco defensores, Ramalho afirmó que si hubieran "puesto un medio más", tendrían que "haber quitado un delantero" y, por ejemplo, "sin Neymar, no existe el Santos".

El entrenador brasileño defendió la presencia de Leo en el lateral izquierdo del equipo y afirmó que "la banda izquierda no funcionó contra el Kashiwa". "Así que puse a Leo y creo que jugó bien", opinó.