Los seguidores de los Magic de Orlando acudieron hoy al Amway Center a presenciar el primer entrenamiento abierto al público por su equipo y lo aprovecharon para dar su apoyo al pívot estrella Dwight Howard, a pesar de que ha pedido ser traspasado.

Además de darle su apoyo con gritos y aplausos, los más de 9.000 espectadores que acudieron el campo del Magic también le pidieron a Howard que se quedase con el equipo y en la ciudad de Orlando.

Howard, que lleva siete temporadas con el Magic y hoy hizo su primera aparición ante los aficionados desde que solicitó el traspaso el pasado sábado, respondió con una gran sonrisa a todas las muestras de apoyo expresadas en letreros que registraban desde una página de internet "StayDwight.com" a simples "Dwight, please stay".

El jugador admitió que no sabía lo que se podía esperar después de todas las cosas negativas que se habían dicho sobre su persona en las páginas sociales.

"Todos pensábamos que íbamos a tener un escenario diferente, pero ahora lo que hay que hacer en prepararnos para la nueva temporada y comenzarla de forma positiva", destacó Howard, que el jueves insistió en que nada había cambiado sobre su petición de ser traspasado.

El agente de Howard, Dan Fegan, tiene el permiso por parte del gerente general del Magic, Otis Smith, para que pueda negociar un posible traspaso con los Nets de Nueva Jersey, los Lakers de Los Ángeles y los Mavericks de Dallas.

Los Magic, si no realizan el traspaso y no consiguen la extensión del contrato por parte de Howard, cuando concluya la temporada regular del 2011-2012 el jugador podrá convertirse en agente libre sin restricciones.

Howard reconoció que la gran ovación que recibió por parte de los aficionados cuando fue presentado con el resto de los compañeros fue algo muy especial.

"Me sentí emocionado", declaró Howard. "Es muy agradable ver la reacción que han tenido y por eso desde el primer día que llegué dije que me gustaba y quería a esta ciudad".

Howard también recordó que cuando llegó en la liga se conocía a su equipo como "Orlando Tragic" y se comprometió a cambiar esa perspectiva para que nunca más se utilizase la palabra "tragic".

Por su parte, el entrenador de los Magic, Stan Van Gundy, admitió que nadie sabía como iba a reaccionar el público, pero que su misión es la de seguir trabajando en favor del equipo y que esté listo cuando llegue el Día de Navidad y tengan que enfrentarse a los Thunder de Oklahoma City en el inicio de la nueva temporada.

"Nos falta todavía velocidad en nuestro juego, pero hemos trabajado bien y esperamos que con los partidos de preparación estemos listos para el enfrentamiento contra los Thunder", agregó Van Gundy.