El Manchester United en la Premier, el Juventus en Italia y el Bayern en Alemania, aguantaron el tipo y protegieron el dominio en sus respectivas competiciones a pesar de la presión a la que se vieron sometidos por los triunfos de sus perseguidores.

Mientras, Francia contempló la inestabilidad de los líderes y la continuación del mano a mano entre el Montpellier y el Paris Saint Germain, amenazados ahora por el Lille y el Lyon.

Fue el español David Silva el que sostuvo al Manchester City en otra de sus citas de enjundia, contra el Arsenal. Un gol del futbolista canario permitió al City resguardar el primer puesto de la Liga inglesa, que momentáneamente pasó a manos de sus vecinos del Manchester United, que horas antes habían vencido a domicilio al Queens Park Rangers.

Los de Roberto Mancini saltaron al campo con la presión de ver a su rival por delante en la clasificación por primera vez en muchas jornadas, y lucharon por asegurarse los tres puntos en juego ante un Arsenal que plantó cara al contragolpe.

Fue en el minuto 52 cuando Silva permitió a los hinchas locales que dejaran de contener la respiración enviando a la red un balón que había pasado antes por los pies de Balotelli y por la cabeza de Agüero.

El tanto sirvió para sumar 42 puntos en la tabla, dos más que los "diablos rojos", que unas horas antes se habían deshecho sin demasiados problemas del Queens Parks Rangers a domicilio. Los de Alex Ferguson saltaron al campo como una exhalación y, en apenas un minuto, habían encarrilado el encuentro.

El Liverpool, por su parte, firmó una discreta victoria ante el Aston Villa con dos goles del galés Craig Bellamy y del eslovaco Martin Skrtel antes del primer cuarto de hora de partido (0-2).

La victoria sirvió al equipo del delantero uruguayo Luis Suárez para adelantar un puesto en la tabla y situarse en la sexta plaza, una por debajo de los puestos europeos, y dos puntos por delante del Newcastle, que ayer no supo pasar del empate a cero frente al Swansea.

En Italia, el Juventus cumplió con las expectativas y se impuso por 2 a 0 al modesto Novara, penúltimo clasificado, con lo que logró reconquistar la cabeza de la clasificación italiana de fútbol, que perdió tras el empate de la pasada jornada contra el Roma.

El Juventus es líder en solitario. El Udinese no pasó del empate en su visita al Lazio en el estadio Olímpico de Roma.

En la pelea sigue, además, el Milan, a la expectativa de un error que le erija en el dominador del torneo. El conjunto de Massimiliano Allegri se impuso el sábado al Siena con los goles de Antonio Nocerino y del sueco Zlatan Ibrahimovic, de penalti.

El Inter sumó una nueva victoria contra el Cesena, la segunda consecutiva en el campeonato italiano, que le permite seguir con paso firme su escalada en la tabla, después de su nefasto arranque de temporada.

En Alemania, el Bayern disfrutó de un fin de semana sosegado después de batir el viernes al Colonia (3-0) en su encuentro, adelantado a la decimocuarta jornada.

El club bávaro marcó sus tres tantos en la segunda mitad por medio de Mario Gómez (m.48), el austríaco David Alaba (m.63) y Toni Kroos (m.88).

Sin embargo, sus perseguidores no ceden. El campeón alemán, el Borussia Dortmund, goleó a domicilio al colista Friburgo (1-4), mientras que el Bayer Leverkusen, rival del Barcelona en los octavos de final de la Liga de Campeones, fue sonrojado en casa por el Nuremberg (0-3).

El vigente campeón se mantiene como el más inmediato perseguidor del líder, Bayern Múnich, tres puntos por debajo, igual que el Schalke 04, que goleó (5-0) al Werden Bremen en un partido que se convirtió en una auténtica exhibición del español Raúl González, autor de tres goles de su equipo.

El Nuremberg dio la sorpresa de la jornada con la goleada ante el Leverkusen, rival del Barcelona en la Liga de Campeones. Se basó en la vieja fórmula de los equipos visitantes de estar bien parados en defensa y explotar posibilidades de contragolpe.

En Francia, el Paris Saint Germain no pasó del empate en su campo ante el Lille (0-0) y fue incapaz de dar caza al líder, el Montpellier, que el sábado tropezó con la visita del Toulouse (1-1) en el encuentro de la decimoséptima jornada.

El Paris Saint Germain podía haber completado la sesión con el liderato en solitario. Pero volvió a fallar. Sigue segundo, aunque con los mismos puntos que el Montpellier y con el Lyon y el Lille al acecho.

En Grecia, David Fuster encarriló la victoria del Olympiacos del español Ernesto Valverde, que superó al Pas Gianinna (2-0) y sostuvo su ventaja como líder de la Liga de Grecia, que este fin de semana alcanzó la decimocuarta jornada.

El PSV Eindhoven goleó a domicilio al Heerenveen y, segundo en la tabla, se situó a un punto del liderato que ostenta el AZ Alkmaar, que perdió en el campo del NAC Breda, en sus compromisos de la decimoséptima jornada.

Mehmet Topuz y el brasileño Alex facilitaron el triunfo del Fenerbahce ante el Trabzonspor (1-0), que prolonga la estancia en la cima del equipo de Estambul en compañía del Galatasaray al término de la decimosexta jornada de la Liga de Turquía.

El Anderlecht sacó adelante su encuentro ante el Lokeren (3-2) y beneficiado por la derrota del Club Brujas en el campo del Leuven (3-1), acentuó su liderato, ahora con cinco puntos de renta.