Una plataforma de prospección petrolera zozobró y se hundió el domingo frente a la costa oriental de Rusia, arrojando decenas de trabajadores a las aguas gélidas, donde murieron cuatro y 49 están desaparecidos.

La plataforma Kolskaya comenzó a hundirse después que el fuerte oleaje rompiera parte de sus pertrechos y los ojos de buey del comedor de los tripulantes, informó el Ministerio de Transporte. Una ola de cinco metros (16 pies) se llevó los botes salvavidas de la plataforma, dejando sin medios de escape a los marineros.

El Ministerio de Emergencias dijo el domingo en una declaración que 67 personas se encontraban a bordo de la plataforma cuando era remolcada a unos 200 kilómetros (120 millas) de la Isla Sajalín.

Fueron rescatadas de las aguas 14 personas por el barco que remolcaba la plataforma, aunque las labores de rescate quedaron afectadas por las condiciones meteorológicas adversas, dijeron las autoridades.

Un vocero del Ministerio de Emergencias en el Extremo Oriente dijo a The Associated Press que el equipo de rescate divisó cuatro cadáveres en el agua, aunque no pudo recuperarlos de inmediato.

La Kolskaya fue construida en Finlandia en 1985 y es propiedad de la firma exploradora rusa Arktikmorneftegazrazvedka. Se hundió varias horas después de zozobrar, dijeron las autoridades.

No hubo informaciones de daños en el medio ambiente, lo que sería improbable ya que la plataforma no hacía prospecciones en busca de crudo cuando se hundió, además de llevar muy poco combustible.