Un municipio al noroeste de Colombia celebraba el domingo comicios atípicos para elegir a su nuevo alcalde luego de que el voto en blanco obtuviera la mayoría de los sufragios en las elecciones de octubre.

Poco más de 279.000 personas están habilitadas para votar en Bello, un municipio del departamento de Antioquia de unos 533.000 habitantes ubicado a 253 kilómetros de Bogotá.

Esta es la primera vez que en el país se repite una elección por el triunfo del voto en blanco.

Seis candidatos avalados por el mismo número de partidos y movimientos políticos se disputan la alcaldía, informó la Registraduría Nacional.

Los comicios en Bello "obedecen a que el domingo 30 de octubre en las elecciones de autoridades locales, el voto en blanco obtuvo la mayoría de los votos válidos depositados por los ciudadanos", explicó el órgano de control electoral en una nota de prensa.

Las leyes colombianas obligan a repetir por una sola vez la votación para elegir miembros de una corporación pública cuando se presenta el fenómeno anterior.

En octubre, el voto en blanco derrotó con el 56,7% al único aspirante por la alcaldía de Bello, Germán Antonio Londoño, candidato del partido Conservador, que obtuvo el 43,3% de los sufragios.

El triunfo del voto en blanco fue "una reacción muy importante contra lo que han sido las últimas administraciones (del municipio) y de búsqueda de pluralismo (en el número de aspirantes)", explicó la directora de la no gubernamental Misión de Observación Electoral, Alejandra Barrios.

"Pasamos de tener candidato único a tener seis candidatos que se están disputando reñidamente la alcaldía y eso en términos de democracia es muy importante", detalló Barrios en diálogo telefónico con The Associated Press desde Bello, donde participa como veedora de la jornada electoral junto con distintas autoridades nacionales y locales.

Bello ha sido tradicionalmente un municipio de alto riesgo electoral, que se ve agudizado por problemas de pobreza, desplazamiento y presencia de bandas criminales.