El funeral por la cantante caboverdiana Cesária Evora, fallecida ayer a los 70 años de edad, se celebrará el próximo martes en su localidad natal, Mindelo, al norte de la Isla de San Vicente, donde también serán enterrados sus restos.

El cuerpo permanecerá en el hospital hasta el martes, cuando se trasladará hasta el domicilio familiar, según publicaron hoy medios portugueses citando fuentes familiares y oficiales de Cabo Verde.

Posteriormente será llevado al Ayuntamiento de San Vicente, donde se habilitará la capilla ardiente, y de ahí, en torno a las 16.00 (hora local), al cementerio.

Las muestras de reconocimiento y homenaje a la artista, considerada la principal voz de Cabo Verde y una de las más importantes de toda Africa, continuaron a lo largo de la jornada de hoy, especialmente en los países de habla portuguesa.

Cesária Evora dio a conocer a nivel internacional dos de los géneros más típicos de la música caboverdiana, la "morna" -una especie de "blues"- y la "coladera" -similar al anterior, pero más acelerado- y consiguió numerosos premios, entre ellos el Grammy a Mejor Album, en 2004.

Évora falleció en la mañana de ayer debido a problemas respiratorios, apenas tres meses después de que anunciara su retirada de los escenarios por prescripción médica, ya que su estado de salud había empeorado desde que sufriera un infarto cerebral en 2008.

Uno de los actos más emotivos en su recuerdo tuvo lugar ayer antes de comenzar el partido Oporto - Marítimo, en el que el tradicional minuto de silencio previo al encuentro no fue tal y sonó por los altavoces del estadio "Sodade", uno de los temas más conocidos de la artista.

Las televisiones lusas divulgaron hoy imágenes en las que se pudo ver al defensa del Oporto Rolando, de origen caboverdiano, cantando este mismo tema visiblemente emocionado, convertida en poco menos que un himno en su país.

Jefes de Estado, primeros ministros y numerosos representantes del mundo de la cultura hicieron ayer públicas sus condolencias por la muerte de la cantante.