El novato A.J. Green atrapó el domingo seis balones y superó las 1.000 yardas en la temporada mientras los Bengals de Cincinati contuvieron a los Rams de San Luis en terceras oportunidades para imponerse por 20-13 y seguir en la contienda por la postemporada en la Conferencia Americana.

Brandon Tate regresó una patada 56 yardas para preparar el touchdown decisivo de Bernard Scott en la parte final del tercer período y Cedric Benson anotó con una carrera en el último cuarto por los Bengals (8-6), que ganaron por segunda vez en seis encuentros.

En la lucha por el último boleto de comodín en la Americana, Cincinnati llegó al partido detrás de los Jets de Nueva York, que jugaban en Filadelfia.

Green atrapó un pase de 55 yardas y dejó lista la situación para el gol de campo que fue la primera anotación del partido. Acumula 1.006 yardas con recepciones y le faltan tres para igualar la marca del equipo que estableció Cris Collinsworth en su campaña de novato en 1981.