Varias organizaciones han destacado, en el Día Internacional del Migrante, la necesidad de mantener la regularización por arraigo y de mejorar las condiciones de privación de libertad en las que se encuentran las personas extranjeras en los centros de internamiento (CIES) en España.

Cáritas defiende la importancia de mantener en la política de inmigración la figura del arraigo laboral, social y familiar, "que en estos momentos constituye la única vía de regularizar la situación jurídica de aquellos inmigrantes que se encuentran en España en situación irregular".

Además, plantea desarrollar propuestas dirigidas al cierre de los centros de internamiento de extranjeros y garantizar una adecuada protección a los menores no acompañados.

El sindicatos Comisiones Obreras (CCOO) también pide mantener el arraigo, "pero no con carácter de excepcionalidad, sino como un derecho adquirido dirigido a impedir que caigan en la irregularidad, en muchos casos sobrevenida por la pérdida de empleo, los migrantes que ya se encuentran en el país.

El Defensor del Pueblo, que ha tramitado más de dos mil expedientes en materia de inmigración, insta a mejorar las condiciones en las que se encuentran los extranjeros en los centros de internamiento y sus instalaciones.

La mayoría de las quejas recibidas se refieren a la demora en la tramitación de las renovaciones de las autorizaciones de trabajo y residencia, los retrasos que padecen los expedientes de nacionalidad en los registros civiles y a supuestas prácticas abusivas de las Fuerzas de Seguridad en la identificación y detención de personas extranjeras.

Varias organizaciones sociales han exigido al Gobierno español que cesen las identificaciones realizadas por la Policía "basándose en criterios étnicos y raciales".

Las Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos han denunciado "los controles de identidad y las redadas a la población migrante por ser acciones discriminatorias y vejatorias".

En el informe "Parad el racismo, no a las personas. Perfiles raciales y control de la inmigración en España", Amnistía Internacional expone estas situaciones e incluye las opiniones de los ciudadanos españoles y extranjeros sobre estas prácticas.