El primer ministro de Pakistán buscó el sábado acabar con la especulación de que el gobierno se encuentra enfrascado en una lucha desestabilizadora con el poderoso ejército del país.

Yousuf Raza Gilani se reunió con el jefe del ejército, el general Ashfaq Pervez Kayani, el viernes por la noche para hablar sobre un informe secreto enviado a Washington para buscar su ayuda e impedir un supuesto golpe militar.

El asunto ha aumentado las preocupaciones sobre la estabilidad del actual gobierno civil en el país.

Gilani negó el sábado a través de un comunicado que en la nación exista una "tensión" entre el ejército y el gobierno.

Las tensiones por el informe secreto han coincidido con la ausencia del presidente Asif Alí Zardari, quien se encuentra en Dubai recuperándose de un posible "mini infarto al corazón".