El pívot español de los Memphis Grizzlies, Marc Gasol, dijo hoy que su hermano Pau está demostrando todo su "profesionalismo y señorío" en estos días difíciles en los que se habla de un traspaso indeseado.

"No es fácil. A nadie le gusta que le traspasen o le intenten traspasar. Pau ha dado otro ejemplo de cómo se llevan estas cosas, un ejemplo de señorío y profesionalidad. Nadie quiere ir a un equipo que vuelve a empezar de cero, se llame Houston o Miami", dijo a Efe el jugador en el Fedex Forum, pabellón de los Grizzlies, en Memphis (Tennessee).

Gasol aseguró que es "muy duro" verse en una situación en la que uno puede ser traspasado a un equipo que va a ganar "veinte partidos en un año", y recordó que nunca es fácil una mudanza de este tipo, máxime cuando está "feliz" en Los Ángeles Lakers.

"Da igual el contrato que tengas, es muy duro ir a un equipo por hacer. Pau ha dado un paso adelante. Ha dicho que quiere seguir en los Lakers. Ha sido sincero y ha dicho que su corazón y la cabeza están en Los Ángeles. Ha pasado unos años muy bonitos y quiere seguir haciendo historia", afirmó.

Indicó que no sueña con jugar junto a su hermano en la NBA, pues les colmó la experiencia del pasado Europeo de Lituania, en el que disfrutaron de muchos minutos en pista juntos vistiendo la camiseta de la selección española.

Marc Gasol, que por precaución no va a jugar ninguno de los partidos de pretemporada por unas pequeñas molestias físicas, se mostró feliz de haber firmado su renovación con los Grizzlies por los próximos cuatro años, en los que cobrará cerca de 58 millones de dólares (unos 44 millones de euros).

El pívot español reconoció que él quiere seguir en Memphis, ciudad que calificó como su "casa" en Estados Unidos, y se alegró de que los Grizzlies también quisieran su continuidad, a pesar de las ofertas que llegaban de otros equipos.

"Es muy halagador que te llamen otras franquicias y pregunten por ti, y te digan que quieren que su equipo juegue como lo hicimos nosotros la pasada temporada, pero yo tenía claro que quería seguir creciendo aquí", dijo.

Preguntado por las críticas vertidas por varios jugadores a la dirección de la NBA y, especialmente, a su comisionado, David Stern, Gasol dijo que los deportistas ahora "deben centrarse en jugar".

"Cuando se ha llegado a un acuerdo, sea bueno o malo, hay que mirar adelante, no se puede mirar atrás. Todos tuvimos la opción de votar y fue aceptado, y tenemos que mirar adelante", explicó.

Gasol afirmó que espera mejorar sus prestaciones con los Grizzlies en su cuarta temporada en la NBA y reforzar junto a sus compañeros las facetas en las que son más débiles. "No cambiaría a ningún compañero por nadie", añadió en alusión a posibles nuevos fichajes.

El jugador destacó la importancia de "seguir en este proyecto" y de que se haya mantenido el bloque de los últimos años, al tiempo que describió a los Grizzlies como un "equipo muy familiar".

Con su renovación, los Grizzlies esperan poder superar lo logrado la pasada temporada, en la que obtuvieron los mejores resultados de su historia al ganar a San Antonio Spurs en la primera ronda de la eliminatoria por el título y caer ante los Thunder de Oklahoma en el séptimo partido de las semifinales de conferencia.

En esa fase final, Gasol firmó sus mejores números, al promediar 15 puntos y 11,2 rebotes por partido, convirtiéndose en uno de los puntales de los Grizzlies, junto a Zach Randolph, Rudy Gay y Mike Conley.

Gasol no dudó al aventurar que Miami Heat volverá a ser finalista de la NBA, mientras que en el Oeste los Thunder volverán a llegar a la final de conferencia y confía en que su rival sean los Grizzlies para intentar resarcirse de la eliminación de la pasada temporada y seguir haciendo historia con la franquicia de Memphis.