La censura china ha eliminado de internet la agresión al actor estadounidense Christian Bale, que fue filmada por la cadena CNN cuando intentaba visitar al abogado ciego detenido ilegalmente Chen Guangcheng, en el último día de su estancia en China para promocionar una película.

El productor de CNN en Pekín Steven Jiang, que preparó la visita, señaló hoy a través de su servicio de microblog que la red local Weibo, de Sina.com, ha censurado sus comentarios sobre el intento de Bale por visitar al activista invidente.

"¿Hasta cuándo durará la censura contra Batman?", señaló Jiang en Twitter.

Unas 300 personas atacan y expulsan con violencia a todo aquel que intenta acercarse hasta la vivienda del abogado autodidacta que en 2005 desveló miles de abortos y esterilizaciones forzadas.

Chen Guangcheng, de 40 años, y su familia, están detenidos ilegalmente en su domicilio de la provincia oriental de Shandong, a pocos kilómetros de donde Bale filmó su última película.

Los disidentes chinos criticaron al equipo de la película por filmar tan cerca de su vivienda, y fue así como Bale supo de la existencia de Chen Guangcheng, que ha sido candidato al Nobel de la Paz en diversas ocasiones.

La cadena estadounidense señaló en un comunicado que "Chen Guangcheng es una figura de interés mediático, en particular durante la última semana, y por lo tanto es del interés de la audiencia global de CNN tener noticias de él".

Fue el propio Bale "quien se puso en contacto con CNN y nos invitó a unirnos a él en su viaje para visitar a Chen", se explica en la nota.

"Este era nuestro segundo intento por hablar con Chen este año, y esperamos que podamos llegar a hacerlo en un futuro", añadió la CNN.

La decisión de Bale de visitar a Chen ha despertado rumores en el sector cinematográfico sobre cómo afectará a la taquilla de "Las flores de la guerra", la película que él protagoniza y que dirige Zhang Yimou, estrenada ayer.

Un alto cargo de una productora en Pekín que pidió anonimato señaló hoy a Efe que el ataque contra Bale, actor que a partir de ahora estará vetado en China, no afectará a la película porque tanto su director, Zhang, como el productor, Zhang Weiping, tienen muchas conexiones con el régimen de Pekín.

Además, esta fuente señala que con la censura, las autoridades impedirán que el público sepa del intento de Bale por acercarse al disidente chino.

"En cuanto a Bale, es posible que (las autoridades censoras) no dejen pasar las películas extranjeras que protagonice en los próximos meses porque a partir de ahora estará en una lista negra, pero se hará todo de forma silenciosa", aseguró esta fuente.

China quiere conseguir su primer oscar con la película de Zhang Yimou, que ha pasado de ser un cineasta rebelde y comprometido con las causas sociales, a uno de los favoritos del régimen de Pekín.