Irán aplazó deliberadamente el anuncio de la captura un avión espía estadounidense no tripulado para poner a prueba la reacción de Washington, declaró el sábado el ministro del Exterior iraní.

Alí Akbar Salehi declaró que Teherán finalmente hizo público que tenía bajo su poder el avión Sentinel RQ-170 para contradecir las declaraciones de funcionarios de Estados Unidos, que aseveraban lo contrario.

Irán, que exhibió el avión — también conocido como dron — la semana pasada, ha tratado de anunciar con bombo y platillo la captura de la aeronave como una proeza del ejército iraní en una complicada batalla de inteligencia y de espionaje contra Estados Unidos.

Teherán también ha rechazado una solicitud formal de Estados Unidos para regresar el avión, calificándolo como una "invasión" y un "acto hostil".

"Cuando nuestras fuerzas derribaron con precisión el avión no tripulado, no lo anunciamos en varios días para ver lo que la otra parte decía y poner a prueba su reacción. Días después de que los estadounidenses hicieron declaraciones contradictorias, nuestros amigos de las fuerzas armadas exhibieron este dron", reveló Salehi a la agencia oficial de noticias IRNA.