El domo de una mezquita en construcción se derrumbó el sábado con resultado de un trabajador muerto y nueve heridos, dijo un funcionario.

Diez trabajadores quedaron atrapados bajo una pila de hierros cuando se vino abajo el domo en la mezquita en construcción en una zona industrial en Acigol, una localidad en el centro de Turquía, dijo el alcalde Hasan Unver a la televisión NTV.

Nueve de los trabajadores fueron rescatados con lesiones mientras que uno estaba muerto, agregó.

Según imágenes que difundió la televisión estatal TRT, varios socorristas transportaban una camilla y maniobraban a toda prisa para rescatar a un trabajador atrapado en medio de una pila de escombros y varillas de hierro.

Las imágenes fueron similares a las que difundió la televisión durante los rescates de octubre tras los sismos potentes que causaron que cientos de personas quedaran sepultadas por edificios que se vinieron abajo en el este de Turquía.

Las autoridades emprendieron las investigaciones en torno al derrumbe ocurrido el sábado.

En Turquía es muy laxa la aplicación de las estrictas medidas de seguridad aprobadas hace una década tras los sismos que dejaron al menos 18.000 muertos en el oeste del país y que pusieron al descubierto la calidad deficiente de las edificaciones.

El primer ministro Recep Tayyip Erdogan afirmó que las construcciones deficientes contribuyeron a la alta cifra de muertos en los temblores de octubre y que Turquía no ha aprendido de las lecciones de desastres anteriores.