La Universidad Centroamericana "José Simeón Cañas" (UCA, jesuita) dijo hoy que espera que el Gobierno salvadoreño cumpla con la orden de extradición española de los militares acusados del asesinato de seis sacerdotes jesuitas en 1989.

"Esperaríamos (..) que El Salvador respetará aquellos convenios internacionales de los cuales es signatario y que, tanto el Gobierno como la Corte Suprema de Justicia (CSJ), actúen de acuerdo a la ley, de acuerdo a los convenios internacionales y, también, de acuerdo al tratado bilateral de extradición entre España y El Salvador", indicó a Efe el rector de la UCA, el padre jesuita Andreu Oliva.

"Es que no podemos no estar de acuerdo (con la extradición), eso es lo que la ley exige", agregó, al tiempo que enfatizó que "si la ley exige esa extradición, hay que hacerlo".

España aprobó el pasado 2 de diciembre pedir a las autoridades de El Salvador y de EE.UU. la extradición de quince militares salvadoreños sospechosos de participar en el asesinato de los sacerdotes jesuitas en el asalto a la UCA en 1989, dos de los cuales radican en el país norteamericano.

Oliva destacó además que sería "muy importante", después de tantos años, que se "esclareciera" el asesinato de los seis sacerdotes jesuitas y dos de sus empleadas salvadoreñas, ya que "daría una lección muy clara" a los "violadores de derechos humanos" de que la "van a pagar, sea en el país o en otra parte".

Asimismo, indicó que con una eventual condena de los culpables también se "resarciría a las víctimas".

De acuerdo a una encuesta del Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP) de la UCA, divulgada hoy, el 50% de la población salvadoreña están en "desacuerdo" con la extradición de los militares, mientras que el 43,5% está "de acuerdo".

El canciller salvadoreño, Hugo Martínez, dijo hoy a corresponsales de prensa extranjera que aún no se han recibido las ordenes de extradición aprobadas por el Gobierno español a principios de diciembre, pero que cuando se reciban serán trasladadas a la CSJ para que decida.

Algunos sectores del país dudan que se cumpla con la extradición de los militares, debido a la "protección" que tienen de algunas autoridades locales.

El pasado 24 de agosto la CSJ dejó en libertad a nueve militares que se resguardaron por 16 días en la Brigada Especial de Seguridad Militar salvadoreña al considerar que las órdenes de detención en su contra no eran efectivas mientras España no pidiera la extradición.

El 64,8% de los salvadoreños considera que los militares en ese entonces no fueron detenidos y extraditados porque los protegió el Estado, según la encuesta.

Los hechos por los que están siendo procesados los militares en España ocurrieron el 16 de noviembre de 1989, cuando soldados del Ejército salvadoreño entraron a la UCA y asesinaron a los seis sacerdotes jesuitas, cinco de ellos españoles y un salvadoreño.

También fueron asesinadas la cocinera Elba Julia Ramos y su hija Celina, de 16 años.