La operadora de la central nuclear de Fukushima, TEPCO, que a principios de mes anunció la posibilidad de verter al mar agua de la planta, ha descartado de momento el plan tras las protestas de los pescadores japoneses, informó hoy la cadena NHK.

El anuncio se conoció el día en que está previsto que el primer ministro nipón, Yoshihiko Noda, notifique, a través de una rueda de prensa programada para las 9.00 GMT, que se han alcanzado las condiciones de "parada fría" en los reactores 1 a 3 de Fukushima.

Las "parada fría" significa que las temperaturas de esas unidades están estabilizadas por debajo de los 100 grados centígrados y que sus filtraciones radiactivas han remitido de forma sustancial.

Sin embargo, Tokyo Electric Power (TEPCO) aún tiene dificultades para gestionar el agua radiactiva que inunda la planta (que luego bombea y recicla para usar como refrigerante en los reactores afectados) ante la falta de espacio para almacenar el líquido extraído de las instalaciones.

Es por eso que el pasado 8 de diciembre anunció un posible plan para arrojar parte del agua, previamente descontaminada, al mar, lo que desató las protestas de la Asociación Nacional japonesa de Cooperativas de Pesca.

El descontento de los pescadores ha llevado a TEPCO a cancelar por el momento el plan y a anunciar que en cualquier caso no vertería agua al océano sin la aprobación previa del Ministerio de Pesca y de otras instancias del Gobierno, según NHK.

La cadena nipona también informó hoy de que el ministro encargado de gestionar la crisis nuclear visitará la zona afectada este fin de semana para estudiar con líderes municipales la gestión de las zonas de evacuación alrededor de la planta.

Una vez que Noda anuncie que los reactores han alcanzado las condiciones de "parada fría" y se de por cerrada la segunda fase de la hoja de ruta para solventar la crisis, el Ejecutivo planea revisar la designación de las zonas de exclusión establecidas tras el accidente.

El terremoto y el tsunami del pasado 11 de marzo provocó en la planta nuclear de Fukushima Daiichi el peor accidente nuclear en 25 años, que ha supuesto la evacuación de más de 80.000 personas y ha afectado a la ganadería, la agricultura y la pesca local.