Siete de cada diez españoles (69,8 por ciento) considera que el euro ha sido malo para España o poco beneficioso, diez años después de que la moneda única entrara en vigor.

Esta percepción se recoge en el último barómetro del Real Instituto Elcano, presentado hoy en Madrid, en el que también se destaca que un tercio de los ciudadanos (62,6 por ciento) ve poco o nada probable que la economía española tenga que ser rescatada.

El sondeo fue realizado a un millar de personas entre el pasado 23 de noviembre y el 2 de diciembre, después de las elecciones generales y en pleno debate sobre las nuevas medidas necesarias para reforzar al euro y frenar la crisis de la deuda soberana en la UE.

Frente al 69,8 por ciento de los consultados que cree que la moneda única ha sido negativa o poco beneficiosa para España, un 28,5 por ciento concluye que ha tenido efectos positivos.

El próximo 1 de enero se cumplirá el décimo aniversario de la entrada en vigor del euro, que sustituyó a la peseta.

En la presentación de los resultados, el investigador del Real Instituto Elcano, Javier Moya, ha opinado que a raíz de la crisis en 2008, la imagen del euro ha empeorado al "focalizar la ira que puede haber en los ciudadanos por lo que está pasando" en el plano económico.

Solo un 4,2 por ciento de los españoles piensa que la UE es la culpable de la crisis de la deuda.

El principal causante son los especuladores de los mercados (46,2 por ciento), seguido del Gobierno español (22,6), según el estudio.

Sobre las posibilidades de que España sea rescatada, al igual que Grecia o Portugal, un 33,4 por ciento lo ve factible, pero son mayoría (62,6) los que lo consideran poco o nada probable.

Noya infiere que "el nuevo clima de opinión" surgido tras el 20N ha podido contribuir a que la posibilidad del rescate sea menor.

La impresión sobre la evolución de la crisis económica internacional genera incertidumbres.

Para un 58,3 por ciento de los consultados, la situación ha empeorado, mientras que una tercera parte la ve igual y sólo un 5,2 aprecia mejoría.

Dos tercios de los españoles valoran en líneas generales las medidas que los miembros de la eurozona han puesto en marcha en los últimos dos meses, salvo la recapitalización de los bancos, donde son mayoría (42,6 por ciento) los que la consideran negativa.

Un 39 por ciento se pronuncia a favor de autorizar la emisión de los eurobonos, el mecanismo que permitiría abaratar el coste de la deuda al tener el aval de todos los socios de la moneda única.

A la pregunta de si se ve bien el nombramiento de expertos en economía para liderar los gobiernos de Grecia e Italia, casi la mitad de los consultados está de acuerdo, frente al 39 por ciento que discrepa.

La UE sigue teniendo buena reputación entre los ciudadanos, con una nota del 5,7 sobre 10, aunque en línea descendente respecto a meses anteriores.

El resto de organismos internacionales económicos son peor vistos, entre ellos, el FMI y el G20 (4,8) y el Banco Central Europeo (4,7).