La estadounidense Lori Berenson, quien está en libertad condicional, se dirige el sábado a Nueva York después de que una corte peruana determinó que ella y su hijo podían viajar a Estados Unidos para las fiestas decembrinas, informaron autoridades de seguridad del aeropuerto en Perú.

El canal de televisión peruano ATV mostró un video de Berenson y Salvador, su hijo de dos años y medio, frente a un mostrador del aeropuerto el viernes por la noche y ella informó que viajaría a Nueva York.

Autoridades de seguridad del aeropuerto dijeron que ella volaría directamente a Nueva York en un vuelo nocturno.

La justicia peruana otorgó libertad condicional a Berenson en 2010 luego de que cumpliera 15 años en la cárcel y deberá completar los cinco años de condena que le restan en Perú hasta noviembre de 2015.

No hay indicios de que Berenson enfrentara algún problema durante su partida. Las imágenes de ATV la mostraron frente al mostrador y a su lado Salvador en una carreola.

Una corte de apelaciones con tres jueces rechazó el miércoles el fallo de un tribunal menor que negó a Berenson el permiso para viajar, dijo Guillermo González, vocero del sistema judicial peruano.

El funcionario agregó que Berenson, quien fue encarcelada 15 años por ayudar a rebeldes, se le dio permiso de salir del país a partir del viernes pero debe regresar para el 11 de enero.

El viernes, su padre Mark había dicho a The Associated Press que su hija tenía la intención de regresar a Perú.

"Como Lori señala, si no regresa, la Interpol la arrestará", dijo Mark Berenson.

Perú podría solicitar su extradición y devolverla a prisión en caso de que no vuelva en el tiempo estipulado, agregó González.

Aníbal Apari, abogado y ex pareja de Berenson, dijo el viernes que en octubre pidieron permiso para que ella pudiera salir de Perú, lo que inicialmente le fue negado. Sin embargo, tras una apelación de la defensa, la Sala Penal Nacional declaró el jueves procedente la solicitud, indicó.

Mark Berenson afirmó sentirse "petrificado" por la posible reacción negativa al permiso judicial.

"Mi preocupación es que van a estar gritando para detener esto (el viaje)", dijo. Algunos peruanos la consideran una terrorista, y los primeros días de su libertad condicional Berenson soportó insultos y hostilidad en la calle.

La estadounidense, ex estudiante del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), fue arrestada en Lima en noviembre de 1995 y acusada de colaborar con el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) en sus planes frustrados de tomar el edificio del Congreso.

Fue sentenciada a cadena perpetua por un tribunal militar pero al ser revisado su caso por el fuero civil, la sentencia le fue conmutada en 2001 a 20 años de cárcel.

Berenson ha reconocido haber ayudado a los rebeldes a rentar una casa de seguridad donde las autoridades incautaron un arsenal. Pero ella insiste en que no sabía que las armas estaban almacenadas ahí. Niega también pertenecer al MRTA o haber participado en actos violentos.

___

El periodista de The Associated Press Martín Villena colaboró con este reporte.