El papa Benedicto XVI advirtió el viernes que el respecto por la dignidad humana sufre "amenazas graves" debido al ansia de lucro, utilidad y posesiones materiales.

En momentos que la crisis económica provoca una "sensación creciente de frustración" en la sociedad, es necesario educar a los jóvenes sobre la necesidad ética de lograr la justicia y la paz, dijo el pontífice.

Benedicto expresó estas preocupaciones en un mensaje escrito para el Día Mundial de la Paz, que la Iglesia católica festeja el 1 de enero. "Pareciera que una sombra ha caído sobre nuestro tiempo y nos impide ver claramente la luz del día", dijo.

Para añadió que los jóvenes, "con su entusiasmo y su idealismo, pueden ofrecerle una nueva esperanza al mundo".

Al mismo tiempo, el Papa exhortó a los líderes políticos a que den a los jóvenes "una imagen transparente de la política como un auténtico servicio para el bien de todos".

Dijo que a pesar "de la profesión de buenas intenciones, el valor de la persona, de la dignidad humana y los derechos humanos se ven gravemente amenazados por una tendencia generalizada a recurrir exclusivamente a los criterios de utilidad, rentabilidad y posesiones materiales".

La homilía papal de la misa de Año Nuevo desarrollará los temas del mensaje.