El co-gubernamental Partido Liberal Alemán (FDP) da a conocer hoy el resultado de la consulta interna sobre el fondo permanente de rescate (MEDE), que auspicia su ala euroescéptica y frontalmente contraria a la línea de Angela Merkel, que de resultar negativa haría peligrar la coalición gubernamental.

Un rechazo al MEDE por parte de las bases del FDP no solo afectaría seriamente a la alianza gubernamental que encabeza Merkel, sino que supondría un serio revés para el presidente de los liberales, vicecanciller federal y titular de Economía, Philipp Rösler.

Para que la consulta tenga consecuencias deberán votar al menos 21.500 de los 65.000 afiliados al Partido Liberal Alemán.

El portavoz de la formación, Wulf Oehme, ha desmentido informaciones que publica hoy el rotativo Frankfurter Runschau de que la consulta fracasará debido al elevado número de votos nulos y ha dicho que el resultado definitivo no se conocerá hasta este mediodía.

Este lo anunciará el nuevo secretario general de los liberales, Patrick Döring, quien ya ha apelado a sus correligionarios a respetar y a aceptar la consulta con independencia de su resultado.

La consulta fue iniciada por el diputado liberal y declarado euroescéptico Frank Schäffler, que en las sucesivas votaciones celebradas en el Bundestag para aprobar las ayudas y planes de rescate del euro ha votado siempre en contra de la línea del partido y la coalición de Merkel.

En el caso de que Schäffler y su grupo de rebeldes consigan que las bases del FDP rechacen el fondo permanente de rescate, el FDP se vería abocado a un conflicto de lealtad en el Bundestag.

Los parlamentarios liberales tendrían que elegir entonces entre apoyar el MEDE y contradecir a sus bases, o rechazarlo y votar con ello en contra del propio Gobierno federal, lo que amenazaría la continuidad de la coalición de Merkel.

El portavoz parlamentario de la formación, Wolfgang Kubicki, ha reconocido que la consulta es un lastre con independencia de su resultado, ya que "cada voto contra el MEDE es un voto contra la dirección del partido", según declara hoy en el diario Rheinischen Post.