Un hombre fue arrestado por la policía de Los Angeles en relación con un tiroteo en el exterior del edificio del Consulado chino en el centro de la ciudad, informaron las autoridades.

El diario Los Angeles Times reportó que un manifestante realizó nueve disparos contra un guardia de seguridad cerca de las 2:15 de la tarde, pero los proyectiles sólo se impactaron en el edificio.

El policía Gregory Baek dijo que el hombre se entregó aproximadamente tres horas después del tiroteo, sucedido a las 2:15 de la tarde el jueves.

Las autoridades agregaron que no se reportaron personas heridas por el tiroteo y se desconoce cuántos disparos se realizaron. La policía no reveló la identidad del presunto agresor ni otro tipo de información.

Un grupo que protestaba por los abusos de derechos humanos en China se reunió afuera del consulado el jueves por la mañana. Un manifestante discutió con un guardia de seguridad después de que el oficial tomara una pancarta y la tirara a la basura.

Luego, el manifestante entró a un vehículo y supuestamente abrió fuego.

El guardia de seguridad, Cipriano Gutiérrez, dijo a la televisora KCAL-9 que habían unas 20 personas dentro del consulado cuando el hombre comenzó a disparar hacia el edificio.

"Golpeó en el suelo y yo estaba rezando", dijo el oficial a KCAL. "Tomé guías telefónicas y las puse sobre mi cabeza. Una bala que entró en la habitación pasó junto a mi rodilla. Pensé que iba a morir".

Una llamada hecha el jueves a las oficinas consulares no fue respondida.