Las fuerzas de seguridad en Siria dispararon contra manifestantes antigubernamentales tras las oraciones del viernes en diversas localidades del país, en tanto que el ejército envió refuerzos hacia la zona sur, donde ha sufrido severas bajas debido a los ataques recientes de desertores militares.

Una persona murió en uno los hechos de violencia en la ciudad de Homs — en la que persisten las protestas antigubernamentales en el centro del país_, en tanto que un hombre perdió la vida a causa de las heridas que sufrió horas antes en la provincia de Daraa, en el sur, dijeron las Comités Locales de Coordinación y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

Las movilizaciones del viernes, que tuvieron lugar a nivel nacional, ocurren un día después de que desertores del ejército aniquilaran a 27 efectivos de seguridad en Daraa, al parecer en ataques coordinados que se han constituido en los más eficaces que hayan lanzado a la fecha los soldados rebeldes.

La reciente intensificación de los enfrentamientos en Siria ha incrementado las preocupaciones de que el país de 22 millones de habitantes se precipita hacia una guerra civil.

Naciones Unidas aumentó considerablemente esta semana su cuenta de muertos a más de 5.000 en los nueve meses que ha durado la sublevación en Siria.

El Observatorio dijo que mas de 200.000 personas marcharon en diferentes vecindarios en Homs en protesta contra el régimen del presidente Bashar Assad. La afluencia de manifestantes no pudo ser confirmada debido a la veda que han impuesto las autoridades sirias a la mayoría de periodistas que cubren los sucesos directamente.

El Observatorio también informó de disparos cerca de una mezquita en la ciudad oriental de Deir el-Zour pero se desconocía su hubo muertos o heridos en el lugar.

Los CLC dijeron que las manifestaciones antigubernamentales tuvieron lugar después de las oraciones del viernes en todo Siria, desde Daraa hasta los suburbios de la capital, Damasco; Homs y Hama en el centro del país, así como en la ciudad de Aleppo, en el norte.

Un activista dijo desde Homs que unos 10.000 manifestantes participaron en una protesta solamente en el vecindario de Jaldiyé, en el que predomina la tensión, y se dispersaron pacíficamente sin que fueran atacados por las fuerzas de seguridad.

Decenas de miles de personas participaron en otras protestas en la ciudad, dijo el activista, que solicitó el anonimato por temor a represalias del gobierno.