El primer borrador de un nuevo tratado que impone reglas presupuestarias más estrictas a los países de la eurozona fue enviado a los gobiernos el viernes, informaron fuentes oficiales.

Las discusiones formales sobre el nuevo tratado, con la asistencia de delegados de los gobiernos nacionales, comenzarán el martes próximo y habrá una nueva ronda en la primera semana de enero, dijeron los informantes, que hablaron bajo la condición reglamentaria de anonimato.

Gran Bretaña, el único país europeo que se negó a apoyar el nuevo tratado, asistirá en carácter de observador.

Las nuevas normas entrarán en vigencia una vez que las ratifiquen nueve de los 17 países de la eurozona, en tanto los países participantes extrazona decidirán si se someten a ellas.